Si tienes un armario que necesita mejorar su aspecto te daremos el paso a paso para que puedas forrar un armario con éxito.

En ocasiones los armarios están sin revestir o necesitan cambiar el aspecto que tienen, verás que realizar este trabajo es fácil. En este artículo te daremos el paso a paso.

Materiales y herramientas necesarias

Forrar un armario
Fuente: Santiago Lopez

Para realizar la tarea tendrás que contar con algunas herramientas y materiales. Dentro de las herramientas necesitarás un metro, una pistola de silicona, una escalera, un atornillador eléctrico, una sierra circular y una maza de goma.

Los materiales necesarios son: tablero melaminado de 10 a 3 milímetros, varios clavos y tornillos, adhesivo de montaje, cuñas de madera, silicona.

Paso a paso para que puedas forrar un armario

Forrar un armario
Fuente: Luciana Monte

En primer lugar te daremos el paso a paso para que puedas forrar tu armario cuando tienes el interior sin revestir. En este caso hemos escogido forrarlo usando un tablero melaminado de 10 milímetros. Si las paredes de tu armario son lisas y están en perfectas condiciones podrás emplear un tablero de sólo 3 milímetros de espesor.

Para el suelo podrás elegir la misma madera u optar por algún otro material que combine a la perfección, como el suelo de vinilo, el suelo de goma o la moqueta.

Cuando ya tengas pensado el material con el que realizarás la tarea el segundo paso será tomar las medidas. Piensa que deberás forrar el techo, los dos costados, el suelo y la parte trasera. Para comenzar a tomar medidas deberás calcular el tamaño de las piezas de madera que hacen falta.

También te puede interesar:  Armarios florales de Spazzi

Comienza tomando las medidas del hueco desde todos los puntos. Si las paredes están mal cuadradas toma como referencia la medida inferior, tanto en el fondo, la altura y el ancho. Cuando ya tengas las medidas podrás llevar adelante el despiece de la madera. Inténtalo hacerlo de tal manera de no desperdiciar nada.

Cómo realizar el despiece

Forrar un armario
Fuente: Cesar Amaya

Para esto deberás conocer el tamaño de cada una de las pieza. Recuerda que en ocasiones deberás pensar en el diseño o la trama del tablero melaminado, si el color es liso la manera en que cortarás las piezas podrá ser indistinta.

La pieza del techo deberá ser una sola (esta pieza será la que ocupa el hueco completo del techo). La medida tomada se deberá restar 0,5 centímetros de cada lado para que su instalación sea más fácil de realizar. Si tomas muy justa la medida colocar la pieza será mucho más complicado.

La parte trasera será una pieza que se deberá colocar por debajo de la pieza del techo y tendrá que llegar hasta el suelo. A la medida de la altura se le tendrá que restar el grosor de la pieza del techo y 0,5 centímetros de holgura. Al ancho de la pieza trasera de deberá restar también medio centímetro para poder colocarla con holgura.

Cada uno de los costados deberá tener la misma altura que la parte trasera, con respecto al ancho se deberá pensar en el canto del costado que se apoya sobre la parte trasera. Después se tendrá que restar la medida del grosor de la parte trasera y los 0,5 centímetros de siempre de holgura.

También te puede interesar:  Originalidad hasta en las sillas

Qué sucede con las embocaduras

En el caso de que el armario tenga el interior más ancho que su frente deberás agregar una o dos piezas más que serán destinadas a revestir la parte interior del armario que se conoce como embocadura.

Generalmente esta medida es igual a la de los costados. Al ancho de esta pieza se le tendrá que restar el grosor de la pieza del costado y a su altura se le tiene que quitar el grosor de la pieza del techo.

Realizar el montaje

Para colocar la madera a la parte interior del armario te aconsejamos usar, en primer lugar, adhesivo de montaje. Este producto tendrás que aplicarlo sobre la cara trasera de cada una de las piezas, deberás colocarla justo antes de colocarla.

El orden correcto del montaje deberás colocar: techos, trasera, costados, embocaduras, suelo.

Coloca adhesivo en la pieza del techo y coloca la pieza en su posición. Fijala de forma previsional con unos clavos que podrás retirar al terminar el montaje. En ese momento el adhesivo ya estará seco y los costados la sujetarán.

Coloca la parte trasera sobre el suelo y aplica adhesivo en la cara que no se vea. Levantala del suelo y colócala en su posición. Golpea suavemente la parte trasera con una maza de goma para que el pegamento se llegue a extender.

Pon las cuñas en la parte interior de la parte trasera para corregir la holgura. Repite los mismos pasos para las piezas de los costados, las embocaduras. Para terminar deberás colocar el suelo. Antes de fijarlo deberás colocar las cuñas que colocaste en los costados y en la paste trasera.

También te puede interesar:  Accesorios originales para la cocina