A estas sillas tan blancas, tan simples y tan aburridas para darles un toque lo único que se les ha ocurrido es pintar un motivo en las patas.

Esa zona donde todos miramos cuando entramos en las casas buscando los motivos decorativos que más nos llaman la  atención. Parece como si le hubieran puesto calcetines de tenis o de rombos, algo que todos tenemos en casa para combinar.

No dejo de pensar que la idea no es mala si se acompaña de algo más, raquetas, espacio juvenil, tienda de deportes o de ropa, una manta a juego, o cojines etc, etc, etc. Pero así presentadas me parece una chorrada.

Dime, estas de acuerdo. ¡no! dime por qué.

!Felices días de regalos¡

Para opendeco.es, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  ¿Habías visto alguna vez unas sillas con esta original decoración?