Aunque estamos en tiempos de crisis, a todos nos gusta cambiar de vez en cuando la decoración de nuestra casa. Así que lo que tenemos que hacer ahora es agudizar el ingenio e intentar innovar sin gastar mucho dinero. O mejor dicho, sin gastar nada de dinero.

Una de las opciones que tenemos es reciclar todo lo que tengamos por casa. Y el estilo patchwork es ideal para esto, porque se basa, fundamentalmente, en los parches de tela de distintos colores. Así que si quieres renovar el estilo de tu hogar, no lo dudes y apúntate a esta tendencia que está más que a la moda.

Puedes hacer, por ejemplo, unas cortinas – aunque esta idea tal vez es demasiado atrevida – o tapizar las sillas con cubiertas hechas con retales. Otra opción puede ser hacer una especie de colcha para ponerla sobre el sofá. Dará un toque muy original y colorido a tu salón.

También el dormitorio puede tener esta decoración, por ejemplo escogiendo un cabecero y forrándolo con telas de distintos colores y motivos. Siempre que la combinación sea buena, pueden quedar unos trabajos realmente espectaculares.

Si no te ves tan atrevida como para hacer un cambio permanente, puedes dar un toque más jovial a tu casa con cojines. Así, si crees que son demasiado estridentes, puedes guardarlos de vez en cuando o forrarlos con otra tela. Pero seguro que cuando empieces a hacer tus propias creaciones con este estilo, no quieres parar nunca. Hay tantas cosas que hacer y cuesta tan poco, que es una de las mejores opciones para la decoración de interiores.

También te puede interesar:  Decoración de dormitorio infantil con rayas