Es curioso como los niños son unos magos en eso de dejar su huella en todas partes. Por eso es normal encontrarse con un juguetes suyo entre tu ropa, algún dibujo en tu bolso o una pegatina sobre la tapa de tu libro, revista o agenda.

Ya que les gusta tanto dejar su huella, personalizar todo lo que encuentran y divertirse pegando y despegando cosas, las Light switch stickers de Molly Meg son el juego perfecto para caracterizar los interruptores.

Con estos sencillos adhesivos conseguidos darles vida a los interruptores colocando encima una boca, una larga melena o unas orejas largas de perro.

La colección de la diseñadora Molly Meg esta compuesta por tres ejemplos que tienen varios modelos cada uno. Así es como encontramos varios tipos de perros, modelos de chico con sus complementos y modelos de chica.

Con tanto accesorio se podrán caracterizar ellos mismos sobre el interruptor, marcando así que esa es su habitación.

Los adhesivos son removibles para que puedan cambiar las caras una y otra vez. Esto también le gustará a las madres y padres a la hora de limpiar estos aparatos.

Aunque el ejemplo de carcasa de interruptor que han utilizado no es el común en nuestros hogares, no hay problema. El único requisito es que la superficie sea lo suficientemente amplia para que se puedan colocar varios adhesivos.

Un regalo perfecto, una idea original y un juego divertido con el que estarán entretenidos durante horas. Si quieres conocer más información la encontrarás en la web de Molly Meg.

También te puede interesar:  Nuevas y creativas formas de colgar los dibujos de los niños

Diviértete jugando con ellos usando las pegatinas para interruptores.