Pequeños gestos que te ayudanrán a reducir la factura de la luz

La factura de la luz supone uno de los mayores desembolsos que tienen que acometer las familias cada mes, una factura que suele se muy elevada. Por suerte, podemos realizar pequeños gestos que nos ayudan a reducir ese importe. Por ejemplo, los aparatos eléctricos que dejamos en standby y que pueden llegar a suponer el 5% del consumo total del hogar.

Por otro lado, otra forma de optimizar el gasto y ahorrar en la factura consistiría en revisar la potencia contratada, ya que en muchos casos se tiene más de la que realmente la familia podría necesitar.

La instalación eléctrica, clave para ahorrar en la factura

Pequeños gestos que te ayudanrán a reducir la factura de la luz 1

Desde la empresa HomeServe, aseguran que una correcta instalación eléctrica es clave para conseguir un ahorro en la factura. Para ello, es importante revisar la instalación eléctrica de forma periódica para evitar consumos extras. También es importante aprovechar al máximo la luz natural o pintar las paredes de tonos claros.

Para ayudaros a reducir vuestra factura, desde HomeServe han compartido 5 medidas que os ayudarán a conseguirlo.

  1. Revisar el estado del sistema eléctrico: mínimo una vez cada 10 años y siempre que se lleve a cabo un cambio de domicilio.
  2. Confirmar que la instalación cumple los requisitos mínimos para una correcta conexión. Según HomeServe, al menos la cocina y el baño deben contar con una toma de tierra y, por lo general, los enchufes deben situarse a más de un metro de los grifos y las tomas de agua de lavadoras o lavavajillas, así como de la ducha o la bañera para evitar posibles averías.
  3. Instalar un diferencial para controlar las subidas y bajadas de la entrada de energía. Esta medida es clave, sobre todo, ante fenómenos meteorológicos adversos como los que se están sucediendo en los últimos años. Además, ante grandes nevadas, tormentas o rachas de viento fuerte es esencial desconectar todo tipo de dispositivos más sensibles a los fallos eléctricos.
  4. Evitar sobrecargas del circuito eléctrico. Para no saturar el circuito es importante desenchufar todos los aparatos eléctricos como secadores o maquinillas eléctricas de afeitar después de utilizarlos. De igual manera, se debe eliminar el polvo de la secadora cada vez que se use para garantizar un consumo óptico y no cubrir el ventilador ni ninguna entrada de aire.
  5. Contar con un producto o servicio de mantenimiento y reparaciones eléctricas es tan importante como contar con un seguro de coche: sufrir alguna avería eléctrica podrían ocasionar incendios o descargas, lo que supone un riesgo para las personas que habitan la vivienda. Contar con este tipo de servicios aportará la tranquilidad de saber que se está en un entorno “eléctricamente” seguro y que las averías eléctricas no supondrán un mayor desembolso de dinero.
También te puede interesar:  Un toque de diseño en tu hogar