Pequeños jarrones con curiosas formas

Si bien las flores se pueden utilizar para decorar en cualquier estancia de la casa, dependiendo de las dimensiones y el uso, cambian la disposición de las mismas, su elección o el recipiente que las pueda contener, así pues por ejemplo hay jarrones para decorar con flores la cocina, otros para el salón, el dormitorio e incluso para el baño, en particular en cocina y baño lo habitual es optar por jarrones pequeños en los que colocar un pequeño ramo o incluso una flor de forma individual.

Los cerámicos blancos, el cristal o el acero, por ser los más neutros, son los materiales que más se utilizan para  la fabricación de jarrones con los que decorar en espacios funcionales, si bien hay una cierta libertad en las formas, por tratarse de jarrones en general pequeños, no suelen reproducir figuras reales a no ser que estas sean muy sencillas, pero si pueden adoptar líneas curvadas o rectas, más estilizadas o achatadas y algunas bastante originales.

jarrones con forma de huevos moooi

Entre los catálogos de accesorios de la firma Moooi encontramos un ejemplo de jarrón para la cocina, especialmente curioso, su estructura parece estar realizada con huevos, se trata de un jarrón estrecho, para una o dos flores pero alrededor del tubo en el que se colocan estas, se han ido colocando “huevos ficticios” creando una estructura abstracta muy divertida.

De estos jarrones podemos optar por colocar uno sólo o una composición de varios, también podemos optar por combinarlo con otros que tengan un aspecto diferente en lo que a forma se refiere, pero que sean también de color blanco, los hay de varios tamaños, con más y menos huevos, la elección de grande o pequeño, depende en gran medida de las dimensiones de la cocina y del espacio que vayamos a destinar para la ubicación del jarrón.

También te puede interesar:  ¿Conoces el nuevo pavimento porcelánico que parece un parquet de madera?