Puede que si lo miras así, a simple vista, no sepas muy bien qué es este artilugio… Pues bien, se trata de un perchero. Está claro que en este diseño, las líneas rectas y muy, muy sencillas, son las auténticas protagonistas. No hay duda de que es un perchero muy poco recargado, en el que se ve muy claramente que a veces, menos es más.

Lo cierto es que me gusta el diseño, pero me gusta mucho más al verlo dentro del conjunto de la decoración. Fíjate en el toque tan trendy que le da a este espacio bajo las escaleras.

¿Qué te parece? La verdad es que tiene una sencillez que lo convierte en un diseño totalmente a la última. La verdad es que me encanta. Por otra parte, me gusta mucho la idea de combinarlo con una mesa al lado, en el mismo estilo sencillo, de líneas rectas y muy bien definidas.

Está claro que el minimalismo es un estilo que puede encajar y funcionar muy bien en estancias de todo tipo, tanto modernas y actuales, como en otras más clásicas, poniendo el contrapunto más actual en un ambiente en el que lo clásico tiene un mayor protagonismo.

Leonhard Pfeifer es el nombres del responsable de este original diseño, que puedes apreciar de nuevo en esta otra imagen.

Está claro que se trata de un modelo sencillo, con líneas rectas que producen un interesante efecto visual. Y mirándolo bien, ¿no te parece que el perchero, cuando no tiene nada colgado, parece una escultura? Así, puedes darle una doble función: perchero en invierno y en épocas en las que se lleva ropa de abrigo, y una escultura decorativa en verano.

También te puede interesar:  Up, ¿te sientas?

Sin duda, todo un acierto que pone de manifiesto cómo la sencillez, con un diseño acertado,puede poner un toque de elegancia en cualquier espacio.

Fotos de Design Sponge