Persianas alicantinas, todo un clásico para nuestras ventanas

Estamos a las puertas del verano, lo que se traduce en un mayor número de horas de sol y mayor temperatura. Es el momento idóneo de preparar nuestro hogar para protegerlo de la incidencia de los rayos solares. Opciones hay muchas en el mercado, pero entre todas ellas nos encontramos un clásico que nunca pasa de moda. Nos estamos refiriendo a las persianas alicantinas, un tipo de persiana muy práctica y estética que nos ha acompañado toda la vida y que en los últimos años se ha convertido en una opción muy apreciada debido a su aspecto natural.

¿Qué son las persianas alicantinas y cómo funcionan?

 

En el caso de que no conozcáis este tipo de persianas, deciros que se tratan de elementos funcionales para el hogar que son capaces de proporcionar privacidad, además de protegernos ante la entrada de molestos insectos y de los rayos del sol. Debido a su diseño, son capaces de añadir vistosidad y colorido a nuestras ventanas, pero también a las puertas.

Aunque normalmente son utilizadas en el exterior de la vivienda, esto no impide que se puedan colocar dentro del hogar, ya sea en construcciones nuevas o en casas ya habitadas. Hay que destacar que las podemos encontrar en madera o PVC, así como una infinidad de colores. Solo tenéis que visitar el portal Mosquiteras Baratas para conocer todas las opciones disponibles.

También te puede interesar:  El Estor

En cuanto a su funcionamiento, decir que cuenta con un mecanismo muy sencillo de subida y bajada. Está formada por unas lamas dispuestas en sentido horizontal, que van unidas entre ellas con unos ganchos. Para su apertura y cierre se enrollan o desenrollan gracias a un cordel que recorre la persiana por el centro. Para subirla y dejar paso a la luz, basta con tirar del cordel y ésta se enrolla hasta quedar recogida en la parte superior, fijándola con un simple nudo o atándola a un lateral.

Ventajas del uso de las persianas alicantinas

Veamos a continuación las principales ventajas del uso de persianas alicantinas en nuestras ventanas.

Adaptable a todo tipo de espacio

Lo primero que hay que destacar, es que se trata de un producto que se adapta a todo tipo de espacio. Esto es debido a que se puede pedir a medida, lo que te permite conseguirla de cualquier tamaño. Gracias a esto, podrás crear un espacio agradable que disfrutar todo el año, haga frío o calor, pero especialmente un lugar fresco en verano.

Podrás disfrutar de tu terraza de enero a diciembre, pudiendo apostar por las persianas alicantinas, en madera o PVC, para poder mantener el calor cuando hace frío y, por el contrario, tener un poco de frescura cuando las temperaturas suban.

Filtra el sol creando un espacio sombreado

Como ya hemos hablado, estas persianas impiden la entrada de los rayos del sol en el interior de la vivienda, creando de esta forma un espacio sombreado. De este modo, puedes aprovechar estos espacio, como puede ser el jardín o la terraza, como un lugar agradable donde descansar o compartir buenos momentos con nuestros amigos o familiares.

También te puede interesar:  Una idea para una ventana con vistas

Ofrece una decoración cálida

También es importante destacar su poder decorativo, siendo capaces de proporcionar una decoración cálida a cualquier rincón exterior de la vivienda. En el caso de elegir una persiana alicantina de madera, al tratarse de un material natural y ecológico, aportará un encanto especial.

Así que ya sabéis, en el caso de estar pensando en instalar algún tipo de persiana en vuestras ventanas que os protejan del sol, las persianas alicantinas pueden ser la mejor opción.