Cómo personalizar el taburete Frosta de Ikea ¡Nueva vida a lo de siempre!

Seguro que en algún momento has contado o cuentas con uno de esos básicos que son, han sido y seguirán siendo un denominador común a un montón de hogares en la actualidad. Y es que hay piezas que nos sirven igual para un roto que para un descosido. A diario buscamos funcionalidad, versatilidad, diseño ¡pero también nos gusta lograr un toque personal y característico en nuestro hogar! Así que hoy te mostramos unas cuantas originales ideas para que personalizar el taburete Frosta de Ikea se convierta en una irresistible forma de dar una vuelta de tuerca a lo de siempre. ¡Toma buena nota que comenzamos!

personalizar el taburete frosta
Fuente: Ikea

Despierta al pintor que llevas dentro

Emplear la pintura para dar forma a la más alegre, divertida y original de las versiones de este clásico de Ikea puede resultar la mar de sencillo. Escoge los colores que más se adapten a tus gustos o espacio en que vayas a ubicarlos ¡y ponte manos a la obra! Apuesta por el deep painting para dar un toque desenfadado a sus patas. Personaliza el asiento para conseguir un toque visual más impactante. O cambia su aspecto de forma sutil animándote a pintar únicamente sus cantos.

personalizar el taburete frosta VI
Fuente: The little design corner

Disfrútalo en familia

Quien dijo que los muebles de Ikea eran todos iguales estaba muy pero que muy equivocado. Y como para muestra un botón, no hay más que ver lo que han conseguido los protagonistas de la siguiente imagen atreviéndose a echarle algo de tiempo e imaginación para lucir un aspecto bien distinto en su zona comedor. ¿Qué te parece el resultado que han obtenido?

También te puede interesar:  Formas de pintar muebles antiguos para que luzcan como nuevos
personalizar el taburete frosta II
Fuente: vtwonen

¿Te animas con el tapizado?

Otra divertida y variopinta forma de personalizar el taburete Frosta de Ikea pasa por tapizarlo a tu antojo. Una sencilla y cambiante opción que podrás volver a estrenar cada vez que se te antoje empleando muy poco tiempo y dinero para materializar un original cambio.

personalizar el taburete frosta VII
Fuente: Mar&Vi

Personalizar el taburete Frosta ¡y que deje de serlo!

Si su labor como taburete pasó a mejor vida, piensa que deshacerte de él siempre es la última opción. Y es que más allá del uso para el que lo adquiriste en inicio, esta pieza será capaz de ofrecernos multitud de posibilidades tan decorativas como funcionales con el simple hecho de descomponerlo en partes para dar la bienvenida a otra pieza de mobiliario de uso bien distinto ;) ¡Mira que originales han quedado este par de mesas de centro separando sus patas y cambiando el formato de tablero!

personalizar el taburete frosta III
Fuente: Roomed

Conviértelo en una pieza versátil

¿Mesa o taburete? ¡Pues lo que usted quiera oiga! Y es que si algo bueno tiene este tipo de mobiliario auxiliar es precisamente su capacidad para aclimatarse en distintos espacios y desarrollar en ellos distintas funciones. Desde el taburete puro y duro y pasando por la mesa de centro o auxiliar, la ligera mesita de noche o el aparente pedestal para tus plantas, lo cierto es que será capaz de convertirse en esa especie de “fondo de armario” que no ha de faltar en tu casa.

personalizar el taburete frosta VIII
Fuente: Interior Lifestyle

Adaptalo a tus necesidades

Si su altura no te cuadra o te encuentras experimentando la necesidad de incorporar una pieza nueva al funcionamiento diario de tu hogar, puede que la tengas delante de la nariz ¡y no hayas reparado en la cuenta! Mira lo que se ha conseguido desmontando éste, invirtiendo la posición de sus patas y convirtiendo su asiento en superficie de apoyo de una compacta mesa auxiliar que convierta el ratito en el sofá en mucho más cómodo y funcional.

También te puede interesar:  Cómo hacer muebles con cajas de madera
personalizar el taburete frosta IV
Fuente: Klonblog

¿Aún sin mesa de centro?

Las mesas de centro o auxiliares tipo nido son rabiosa actualidad. Aportan un elevado grado de versatilidad a tu hogar y te permiten cambiar su ubicación de forma cómoda y rápida. Si además cuentas con poco espacio y tienes la necesidad que aumentar la sensación de amplitud en el salón, la ligera estructura del taburete Frosta te ayudará a conseguirlo. ¡Y todo con el simple hecho de animarte a cortar sus patas!

personalizar el taburete frosta V
Fuente: Decomanitas

¡Presume de estante!

Pero si eres un manitas de pies a cabeza y para ti rizar el rizo supone un reto que te encanta asumir, sin duda la idea que te presento en último lugar se adapta cien por cien a ti. Lucir este estante colgante en una de tus paredes de casa aportará a su decoración un toque ¡digno de portada de revista! ¿Qué te parece el resultado?

personalizar el taburete frosta X
Fuente: Ikea Hackers

Como has podido ver, personalizar el taburete Frosta de Ikea admite tanta variantes y versiones como puedas llegar a imaginar. Analiza tus necesidades más cotidianas, despierta al amante del bricolaje que seguro llevas dentro ¡y da forma a tu particular creación con el simple hecho de contar con ellos!