Piedras de la gratitud: un motivo para tu mesa

0
114

Si tienes cerca un río o puede hacerte con un buen número de piedras deslavadas, tenemos una encantadora idea para dar un toque a la par rústico y alternativo a tu mesa con muy poco esfuerzo.

Sólo tienes que hacerte de las piedras de río, procurando que compartan color y forma, y de un rotulador de tinta indeleble, preferiblemente negro.

La idea es escribir sobre cada una de las piedras una palabra por la cual sientas gratitud: salud, amigos, fortuna, algún regalo... Un consejo: antes de escribir con el rotulador, escribe la palabra con lápiz sobre la piedra para que tanto la caligrafía y la ortografía sean correctas.

Después, puedes colocarlas con el servicio de mesa dentro de un recipiente metálico, y utilizarlas como para sujetar las servilletas. Otra alternativa, más práctica, es escribir en las piedras los nombres de los comensales, y usarlas, además, para señalar sus sitios en la mesa.

Ideal para comidas en el patio o matizar un servicio demasiado frío. O para, en efecto, dar las gracias por dones recibidos.

Dejar respuesta