Pinta tus paredes con esponjas

0
20

pintura-con-esponja

Si eres de esas personas que le gusta hacer uno mismo las cosas este artículo es para ti. Hoy te enseñaremos a pintar tu mismo tus propias paredes con solo una esponja. Es una técnica muy bonita que queda realmente vistosa en una habitación como el baño.

Para esto debes seguir los siguientes pasos, son muy fáciles y verás que es muy sencillo:

  1. Preparar la habitación: primero que nada debes preparar la habitación que deseas pintar, retira cualquier objeto que pueda dañarse y cubre pisos y muebles con telas y papel de diarios o revistas.
  2. Limpia la pared: debes quitarle todo el polvillo para facilitar luego el pintado de esta.
  3. Colocar el color base: te recomendamos que el color de la base sea más claro que los de las capas superiores, pero esto quedará a tu gusto y elección. Puedes colocar el color base con un rodillo, es la herramienta más recomendada para este caso.
  4. Oscurece tu pintura: mézclala con tonos más oscuros, luego absórbela con una esponja y retira los excesos limpiándola en una hoja de diario.
  5. Aplica la pintura con la esponja: presiona suavemente la esponja sobre la pared, si presionas muy fuerte no tendrás el efecto deseado así que ten cuidado. Puedes comenzar por el centro y expandirte hacia afuera.
  6. Deja secar: el secado de la pintura tardara al menos 24 hs. Es muy importante tener en cuenta el clima, ya que en lugares húmedos tardará más.

Dejar respuesta