Un lugar reducido es complicado en cuanto a la decoración, pues para decorar un espacio reducido se han de tomar muchos detalles en cuenta para no reducir todavía más el lugar. Muebles para adaptarse al pequeño espacio y colores para no reducir el ambiente, son aspectos muy importantes en los lugares de estas características.

El color a elegir, por ejemplo, de una sala, siempre dentro de nuestro estilo, constará de dar amplitud o reducir todavía más la estancia, además influirá en el estado de ánimo. El color no afecta sólo a la decoración, sino también al estado de las emociones.

Los colores cálidos y oscuros, absorben la luz, esto no convienen si el espacio es reducido, pues lo hace más pequeño. Los tonos claros y fríos, dan la sensación de todo lo contrario, pues dan profundidad y amplitud.

Antes de pintar, busca la entrada de la iluminación. La orientación hacia el norte es mejor cálida y luminosa, mientras la orientación hacia el sur, es mejor con naturalidad y frescura. Las orientadas al este, van mejor con colores pastel, cálidos o grises y las que se orientan hacia el oeste los colores fríos son los más aconsejables. Todo ello, como ya hemos dicho, debido a la entrada de luz.

Cuando ya hemos elegido nuestro color, antes de pasar a la acción, prueba una muestra en papel blanco y ponlo en la pared para observar el resultado.

Si lo que quieres es resaltar los muebles y la decoración, pinta toda la estancia de un solo color.

Si el problema es la poca iluminación, pinta de tonalidad clara. Un consejo es que no utilices morados o azules, pues dan mucha frialdad.

También te puede interesar:  Imágenes que inspiran: decoración romántica y femenina

Fuente: decora ilumina