Si algo está claro es que los abanicos fabricados en España siempre se han caracterizado por su belleza y excelente calidad artesanal. Sin embargo, puede que si tienes intención de emplearlo (o ya le das uso) como objeto cotidiano o simplemente te apetece darte el gusto y capricho, hayas pensando personalizarlo a tu gusto. De modo que hoy, a fin de poner a tu entera disposición una técnica o manualidad que vuelva a dar vida a un elemento con tanta historia como este, te damos las pautas a seguir para que te animes a pintar abanicos personalizados cien por cien a ti, o a quien decidas regalárselos. ¡No pierdas detalle que comenzamos!

pintar abanicos
Fuente: El blod DeAnita

Tipos de abanicos

A voz de pronto, nos encontraremos ante dos modalidades de abanico. El fijo y el plegable. El fijo es el de más antiguo origen al remontarse a la época egipcia en el siglo XVIII a.C. Por su parte los aztecas, además de emplearlo para refrescarse, lo comenzaron a considerar símbolo de poder dándole cabida en ceremonias. El abanico plegable es sin duda el más utilizado hoy en día. Se inventó en Corea en el siglo IX y llegó a España en el XVI por las relaciones comerciales. Algo más tarde y por suerte para sus gentes, llegó también a tierras francesas y alemanas.

pintar abanicos I
Fuente: Mujeres con arte

Versiones del abanico plegable

Dentro de la gama de abanicos plegables, observarás como puedes encontrarte ante distintas fisionomías. Por un lado, hay abanicos que cuentan con un amplio espacio mayormente de tela, otros que cuentan con mucha menos, e incluso podremos encontrar los que sólo se encuentran formados por varillas de madera.

También te puede interesar:  Marco decorado con papel de revistas
pintar abanicos II
Fuente: Comprar abanicos

Escoger entre ellos, sólo dependerá de tus preferencias a la hora de usar uno u otro. Eso si, habrás de tener en cuenta que a la hora de pintar sobre varillas de madera, la cantidad de pintura a emplear puede jugar en tu contra si te pasas con la cantidad de producto que incorporas. La distancia que separa unas varillas de otras es mínima, así que a fin de no entorpecer el deslizamiento entre ellas a la hora de usarlo, será un detalle que deberás tener muy en cuenta al comenzar a pintar. Eso a no ser que vayas a pintarlo para decorar con abanicos. En ese caso, olvida lo dicho.

También puede interesarte: 6 manualidades originales para decorar tu salón

pintar abanicos III
Fuente: Teresa y su taller

Materiales a emplear

Hacerte con los materiales que necesitarás para pintar abanicos resultará bien fácil. Además, si eres amante de todo lo elaborado artesanalmente, seguro que ya los tuviste en cuenta al crear tu rincón de manualidades.

  • Pintura apta tanto para tela como para madera.
  • Pinceles finos y variados.
  • Una espuma gruesa y resistente para poder tensar el abanico a ella con alfileres.
  • Papel para calcar si quieres plasmar en la tela un dibujo que te guste.
pintar abanicos IV
Fuente: Tutoriales Kakiko

Comienza por abrir el abanico y tensarlo empleando alfileres que clavaremos directamente desde la tela y hasta la plancha de espuma. Después, utilizando el papel calco, procede a pasar el dibujo seleccionado al tejido. También es cierto que si gozas de una estupenda mano alzada o te apetece improvisar, prescindir de él podrá darte estupendos y variopintos resultados. ¡Igual que cuando vimos cómo hacer bolsos de lona pintados a mano!

pintar abanicos VI
Fuente: Tutoriales Kakiko

Pintar abanicos. Mimo y paciencia se encargarán del resto

Y es que una vez se encuentre bien sujeto, la tarea será más o menos laboriosa en función del resultado que quieras llegar a obtener. La pintura más abstracta será algo más rápida y puede que tenga mejor acogida entre las usuarias más jóvenes. Un trabajo realista y esmerado llegará al corazón de las más experimentadas y sensibles. Al final y en cualquier caso, será cuestión de tiempo, trabajo y mucho amor.

También te puede interesar:  Decorar las sillas navideñas
pintar abanicos VII
Fuente: Artelista

Pintar un abanico a mano alzada

Para terminar, y como viva muestra de lo que animarte a creer en ti y apostar por la mano alzada puede llegar a hacer por el nuevo aspecto de los abanicos que te animes a pintar, te traigo un breve tutorial. En él podrás ver lo que pueden llegar a dar de sí tres minutos de creación sobre un sobrio y liso abanico. ¡El resultado es lo más!


Aunque el abanico parece haber quedado en el olvido en los tiempos que corren, cierto es que se sigue utilizando sobre todo entre el público femenino y en las zonas donde el calor más aprieta. Un delicado accesorio que además también ahora podremos llenar de personalidad con el simple hecho de animarnos a darle nuestro toque personal.

pintar abanicos X
Fuente: Gigihandfans

Anímate a pintar abanicos y regala un detalle artesanal, o atrévete a lucir el complemento más original de cara al buen tiempo. ¡Dedicación, tiempo y gusto, serán todo lo que precises para obtener unos resultados de revista!