Pensando en pintar en casa, hay muchos colores que podemos aprovechar y que lucen estupendos. Si te gustan los colores vibrantes de la naturaleza, esta paleta de colores que te mostramos, te va a encantar, se trata de una bonita combinación de colores. Pintar con púrpura y verde las paredes puede ser muy atractivo tanto en el salón como en la cocina o en dormitorio.

pintar con púrpura y verde
Fuente: Design Seeds

Cómo pintar con púrpura y verde las paredes

Cierto que son dos bellos colores y que puedes usar los mismos, combinando entre sí, es decir solo usar el púrpura y sus tonos o solo usar el verde y sus tonalidades, o puedes aprovechar esta paleta y pintar con púrpura y verde las paredes. Pero no dejes de tener en cuenta las ventajas de color cuando te decidas a usarlo.

Si tu dormitorio o salón donde decidas pintar con púrpura y verde las paredes, es pequeño debes decantarte por el púrpura más claro o el verde claro con notas de gris. Si vas a combinar con tonos del mismo color, deja esos tonos oscuros para los zócalos de la pared o las puertas, mientras que si contrastas usando púrpura y verde, aprovecha el púrpura para las paredes y el verde para los zócalos y puertas. El techo debe pintarse en un tono claro siempre.

Dónde pintar con púrpura y verde las paredes

Aunque el verde y el púrpura son colores muy apreciados en la decoración de colores, pintar con púrpura y verde las paredes, funciona espléndidamente en espacios como el dormitorio si es de chica y juvenil. En la cocina si te gusta tener una cocina de vibrante colorido y el salón podría funcionar si tenemos un estilo decorativo ultra moderno. En cambio, se ve estupendo también en el comedor, y ayudaría a imprimir alegría y energía a una estancia como el cuarto de lavado.

También te puede interesar:  Decorar las paredes con fotografías personales

Son dos colores estupendos y bien combinados entre sí, siempre funcionan, no te olvides que entre más oscuro es reduce la amplitud de la estancia y si es muy claro la hace lucir más grande. Ambos son colores elegantes y de mucha alegria. El verde promueve la calma y el púrpura el relax.