decorar paredes

Pintar paredes infantiles, no siempre tiene que ser en colores vibrantes, coloridos al máximo, que también se puede experimentar con bonitas combinaciones clásicas que gustan por su elegancia, como son el blanco con el negro. Esta combinación tan presente en la moda de hoy, es una buena alternativa para una habitación de un niño escolar o un adolescente. Siempre convirtiendo el color blanco en el color básico porque de lo contrario, ya sabemos, el negro se convierte en un color demasiado oscuro.

En esta propuesta tenemos un dormitorio juvenil con detalles en blanco y negro, las paredes son mayormente en blanco, pero una pared ha sido elegida para lucir el color negro. El blanco equilibra el negro y la combinación, insistimos, da como resultado una decoración de pared pintada con color negro, muy actual pero también adecuada para una persona muy joven. El detalle juvenil está presente en los diseños de la ropa de cama, especialmente en las fundas de los cojines, con estrellas.

Es un bello resultado que recomendamos para un dormitorio de adolescente, una época en que debemos comenzar a hacer cambios para dejar atrás la decoración muy infantil. Y cuando los adolescentes quieren experimentar con colores límite como el negro, podemos hacer esta intención favorable a la decoración convirtiendo la pintura de paredes en negro, en una opción para hacer feliz a una chica o un chico y mantener un decorado atractivo y elegante.

Dos colores básicos que no necesitan más, tal como se aprecia, no se han agregado detalles de color diferente a blanco y negro en la estancia y por ello se ve más sofisticada y especial. No hay ornamentos innecesarios, todo el atractivo está presente en el color y el negro en la pared choca con lo convencional a la hora de decorar dormitorios juveniles, por eso mismo es especial, original y muy atractivo.

También te puede interesar:  Decoración romántica para San Valentín

Imagen: Crazy Mary