Pintar tus paredes usando dos colores diferentes

Hoy nos referiremos a los parámetros que deberás tener en cuenta a la hora de pintar tus paredes utilizando dos tonos diferentes. Una manera de darle un estilo especial a tus estancias. En la actualidad es bastante frecuente que se pinte una pared con esta técnica, logrando interesantes combinaciones y efectos.

Prepara tus paredes

Lo primero que debes hacer es asegurarte que las paredes estén limpias y secas. En el caso de que tengas que cubrir imperfecciones podrás usar alguna masilla selladora. Aplícala en el hueco o imperfección de la pared y espárcela con una espátula hasta rellenarla y la superficie quede pareja. Cuando esté seca empareja con una lija y quita el polvo que quede.

Pintar tus paredes
Fuente: Amparapons

En segundo lugar podrás aplicar un imprimante para que la pintura quede fijada de la mejor manera y el color que se obtenga sea uniforme. La proporción que se deberá usar es de seis partes de agua con una de imprimente. Mezcla la solución y aplícala en la pared usando un rodillo o brocha. Espera a que esté perfectamente seca.

Combinación de colores

Usar dos tonos diferentes es muy conveniente. Gracias a ello podrás conseguir un ambiente original y contrastante. Este tipo de combinación deberá hacerse en base a los muebles que ya se tengan o pensando en los que se comprarán. Elige siempre los muebles que hagan juego con los tonos.

Una de las combinaciones más usadas es la de blanco y negro. Que podrás complementar con otros tonos en los textiles, accesorios y otros detalles. Es muy importante que puedas combinar los colores correctamente y así evitarás que la habitación luzca triste y apagada.

También te puede interesar:  Cómo tapar los agujeros de las paredes

También podrás elegir dos tonos diferentes dentro del mismo color, una alternativa para los sitios más clásicos y formales. Si, en cambio, lo que quieres es tener una habitación llamativa puedes animarte a estas duplas: amarillo y violeta, anaranjado y azul, rojo y verde. Estos colores se complementan cuando están juntos y pueden resaltar la habitación. Alternativas que son ideales para los cuartos de niños y adolescentes, son colores muy estimulantes y alegres.