Pinturas y esculturas fugaces

La pintura y la escultura han sido antes que los muebles la decoración de los interiores de las viviendas. Las primeras esculturas, dedicadas a los dioses tenían un lugar en las casas para que las protegiera y las bendijera aunque el sitio para sentarse fuera un banco corrido del mismo material que las paredes, adobe o piedra y no existiera ninguna otra pieza de  mobiliario, salvo la cama claro.

Con la pintura tenemos algo parecido. Las primeras pinturas no fueron escenas concretas, sino figuras geométricas que se disponían en paredes y o columnas, además de en la cerámica. Luego se dió el salto y las escenas empezaron a inundar las paredes y los corredores. De ahí a ponerlas en un marco se tardó algo más.

Hoy, no os quiero mostrar ni pintura para adornar las paredes de vuestra casa o museos ni esculturas para colocar en un sitio estratégico desde donde podamos apreciarlas en toda su magestuosidad. Os traigo productos que solo podremos llevarnos en una fotografía. Te ha causado intriga, pues ya no te hago esperar más.

Para opendeco.es, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  Decoración para Pascua 2011