Pinturas de pizarra

Aquellos que tienen niños pequeños, muchas veces se han echado las manos a la cabeza cuando una de sus criaturitas se ha dedicado a dibujar en las paredes. Para solucionar este problema, proponemos en la decoración, la pintura de pizarra. Esta clase de pintura, es un poco elevada en cuanto a su precio, pero da mucha tranquilidad a la hora de que los niños piensen en donde dibujar y plasmar sus dibujos fuera del papel. Puede incluso que con el tiempo,  resulte una buena inversión.

Cuando pensamos en el color para la pizarra, siempre se nos pasa por la imaginación, el negro, pero en esta clase de pinturas existen varios tonos que se adaptarán a la decoración que la habitación en donde vaya a ser situada. Podemos escoger en tonos pastel, para así, no hacer oscuro el ambiente.

No es necesario que esta pintura vaya a la pared,  una buena idea, es escoger algunos muebles de la habitación del niño y pintarlos de este modo. Armarios, detrás de la puerta, cajones… cualquier lugar puede resultar ideal para esos pequeños artistas.

Esta clase de pintura, está recomendad para los más pequeños, pues no contiene productos tóxicos que puedan afectar, además es muy fácil de conseguir en los comercios de decoración.

De todas formas, si tienes algún pequeño artista en casa que va plasmando sus obras de arte por todos lados y no te decides a usar esta clase de pintura, una recomendación, es usar las pinturas lavables, estas también son muy prácticas para eliminar con un poco de agua y jabón cualquier mancha producida en las paredes.

También te puede interesar:  Decora las paredes con dibujos infantiles

Fuente: cuarto color