¿Tienes una piscina en el jardín o una mini piscina en la terraza? Sea del tamaño que sea, deberías seguir unos cuidados para piscinas hinchables en verano. Si no, entre el calor, la arena y la fuerza y el culo inquieto de los más peques, la piscina no aguantará ni un asalto.

Seguro que más de una vez te has planteado colocar una piscina hinchable en el jardín. Primero porque a veces, el calor es tal que no apetece ni salir de casa para ir a la piscina municipal. Segundo, porque es muy cómoda y puedes moverla donde quieras. Y tercero, porque una vez pasados los meses de calor, se puede guardar en cualquier rincón de la casa (no ocupa casi anda). Si es así, o ya eres uno o una de los que ha plantado una piscina hinchable en su casa, sigue leyendo. Te contamos los cuidados para piscinas hinchables necesarios para éste y todos los veranos

cuidados para piscinas hinchables

Índice del artículo

7 cuidados para piscinas hinchables

Aunque sean de quita y pon, las piscinas hinchables también requieren de un mantenimiento importante. ¿Para? para alargar su vida, ahorrar agua, contaminar poco y poder darse un chapuzón de manera segura.

Montaje

    1. Ten cuidado al montarla: mira que no haya nada debajo que pueda romperla o pincharla. Barre la zona donde piensas colocarla y pon una tela o goma debajo para prevenir accidentes.
    2. Elige bien el lugar: Móntala sobre una superficie lisa y recuerda que una vez llena, no la podrás mover. El mejor sitio es un rincón cercano a un punto de desagüe, evitarás inundaciones y encharcamientos y te será más fácil vaciarla al final de la temporada.
    3. Llénala con moderación: No vamos a ponernos teóricos ni vamos a pararnos a explicar aquello que decía Arquímedes sobre los cuerpos en el agua, pero sí deberías recordar que el agua subirá de nivel en cuando metas el pie en ella. Por eso, no puedes llenarla hasta arriba. Generalmente viene una marca o indicación del fabricante, pero todo depende de cuántos vayáis a meteros en la piscina. Cuantos más seáis, más agua vais a desplazar y menos llena debería estar ésta.
También te puede interesar:  Reparando cerámica

Limpieza

    1. Desinfecta el agua: Si quieres un baño seguro, necesitas añadir un poco de cloro de vez en cuando. Lo ideal sería tener una depuradora de circuito cerrado para que el agua se limpie periódicamente, pero a veces, no merece la pena porque es de tamaño pequeño. En los supermercados puedes encontrar pastillas de cloro de unos 200 gramos. Con una, bastará para una piscina de tamaño medio o pequeño. Os recomendamos la metas en una boya flotante para que la pastilla no esté en contacto directo con el plástico. Podría deteriorarlo y facilitar el pinchazo. Eso sí, ¡nunca eches cloro mientras haya una persona dentro! siempre por la noche o una hora antes del remojón.
    2. Limpia el agua diariamente: el cloro desinfectará el agua, pero no eliminará las hojas de los árboles, el polvo, la arenilla… De eso te toca encargarte a ti. Ayúdate de una ‘cesta’ o pértiga y pásala diariamente. Pon como norma lavarse los pies antes de entrar a la piscina y seguro que te ahorras muchas ‘pasadas’ de limpieza. Si ponéis todos un poco de vuestra parte, el agua tardará mucho más en ensuciarse.

Protección

  1. Cúbrela con un protector: Hazte con un protector para proteger el agua de hojas, insectos y otras impurezas del ambiente. Colócala cada noche y en los momentos que no la vayáis a usar. Además, si tienes niños pequeños, éstos estarán más seguros por el cobertor impedirá los más pequeños puedan acceder a ella.
  2. Protégela del sol: los rayos solares son los mayores enemigos de los PVC (plástico). Por eso, es recomendable protegerlas del sol. Colócalas en la sombra o cerca de un toldo que puedas abrir en las horas centrales del día. Así, también evitarás quemarte mientras te das un baño.
También te puede interesar:  Escultura luminosa de Mariscal

cuidados para piscina hinchable

¿Seguirás estos cuidados para piscinas hinchables? Son sencillos y si los sigues, no tendrás que vaciarla en todo el verano. ¿Sabes cuántos litros de agua habrás ahorrado? Seguro que la tierra (y el karma) te lo agradecerán. Y si las piscinas hinchables son algo lejano para ti y en tu jardín ya hay una piscina construida, echa un vistazo a éstas cubiertas para piscinas o a la iluminación nocturna para piscinas de ensueño.