Los pisos laminados son ahora, un alternativa a bajo costo, de decorar la casa con un estilo moderno, imitan a la madera siendo una opción frente al uso de parquet o cerámicos. 

Este tipo de piso muestra muchas ventajas en relación a otros acabados similares como el parquet por ejemplo. Son de fácil limpieza y están diseñados para soportar quemaduras de cigarro, golpes e incluso líquidos corrosivos. Se venden en grados, clasificados de acuerdo a su resistencia y al tránsito que van a soportar.

Su composición en base a resina melamínica y material HDF de alta resistencia, lo hacen ideal para oficinas, salas y dormitorios

En general están construidos en cuatro capas: La protección externa, la cual es transparente y es la que otorga protección a las láminas; la capa melamínica, en la cual se imprimen los diseños imitando a la madera; Una tercera capa sirve de soporte y resiste a la humedad compuesta por HDF y por último una capa de contracción de melamina impregnada con resinas, que asegura estabilidad en la forma de cada panel.

Además de las ventajas mencionadas, estos pisos son fáciles de instalar y se colocane en un corto tiempo con sencillas herramientas. No requieren encerado, procesos de  sellado o la aplicación de algún compuesto protector, por lo cual son bastante económicos y durables.

Existen en el mercado numerosas marcas que producen y ofrecen estos pisos, tenemos por ejemplo: Vivendi Flooring, Feel Word, Flooring Ralph Wilson, Pergo, Boheme, Unifoor, Piliface, Quick, Quick Step Witex entre otras.

También te puede interesar:  Convierte el Scrabble en un cuadro