Decorar es también crear espacios. Para ello, no solo es necesario combinar con estilo y un toque de gusto los muebles, sino que además, se puede jugar con otros factores y uno de ellos es, sin duda, el color.

El color ayuda a crear un espacio con estilo y con un toque de personalidad y además, los colores también transmiten emociones y sensaciones. Por eso es importante elegir bien los colores con los que se va a decorar un espacio en concreto. Entre las muchas alternativas que hay para decorar una habitación como un salón, por ejemplo, jugar con el color es una buena opción.

Eso sí, entre las muchas opciones que hay para decorar con estilo y un toque original y a la última, combinar colores como el pistacho es una alternativa estupenda. Así, este color es perfecto para decorar un salón, por ejemplo, combinando con un tono morado o berenjena.

Como puedes ver en la imagen, la combinación tiene mucho estilo y encaja a la perfección con estilo actual. Puedes jugar con los tonos del sofá, de los cojines y de las cortinas, por ejemplo. Elige qué color quieres que predomine y después, combínalo con el otro tono, de manera que el resultado sea equilibrado. La verdad es que el pistacho y el berenjena son dos colores que combinan a la perfección y que quedan realmente bien, como puedes ver en la foto.

Cualquiera de los dos tonos puede quedar bien como predominante, dejando que sea el otro el color que sirva para poner el contrapunto, dando un poco de luz al conjunto de la estancia.

También te puede interesar:  Agrandar espacios

¿Qué te parece la idea? La verdad es que se trata de una propuesta original que pueden funcionar muy bien para ponerle un toque de color a cualquier estancia, ya que aunque aquí ves un salón,la idea puede quedar perfecta en un dormitorio, por ejemplo.

Foto de Freshome