No es la primera vez que hablamos de ideas como esta. Se trata de poner pizarras por las paredes para que los niños puedan pintar y dibujar en las paredes a sus anchas (¿y es que quien no se ha encontrado algún destrozo de los pequeños en las paredes?).

Como ves, puede quedar genial en la habitación de juegos, forrando todas las paredes con pizarra para que los niños puedan pintar donde quieran. Eso sí, también se pueden utilizar las partes superiores para pintar con tizas de colores y decorar, para que quede mejor el efecto.

¿Y esto? Una mesa con pizarra, para que los niños pinten y después borren a su gusto.

Otra posibilidad es dejar solo una parte de la pared con pizarra, y el resto de la habitación con pintura. Eso sí, no me acaba de convencer si es la misma de dormir, por el polvillo de la tiza y demás.

Y por último, ¿qué te parece esta idea de poner un trozo de pizarra en el jardín? Así, disfrutan del aire libre y de paso se lo pasan de maravilla dibujando. ¿Te gusta?

Fotos de Chictip

También te puede interesar:  El circo en casa
  • mari garcia rojo

    La idea de la pared pizarra es tan original que lo voy a copiar

  • Fernanda Muñoz

    es todo muy horijinal yo lo hare en mi pared