Si te gustan las plantas y quieres decorar tu hogar con macetas pero no tienes sitio, una buena solución puede ser la de crear un jardín con plantas colgantes. Puedes poner un par de ellas para comenzar y, si quieres ampliar el jardín, ir haciéndolo poco a poco.

La terraza, el jardín e incluso la entrada, pueden darle un aire minimalista a tu hogar y un toque natural. Además, es una decoración que nunca pasa de moda. Eso sí, si lo utilizas en interiores es mejor que pongas plantas artificiales o algunas que aguanten mucho, porque podrían estropearse.

Para colgarlas necesitarás un tiesto y unos colgadores. Antes de ponerlas asegúrate de que la maceta y el soporte aguantan bien el peso de la planta, no sea que cuando la cuelgues se caiga al suelo. Para utilizar plantas naturales deberás hacer una reserva de agua de dos centímetros con arcilla extendida, haz agujeros en ella y mezcla sustrato universal con abono. Y después, podrás colocar la planta con la tierra. Ten en cuenta que el agua tiene que filtrar, así que no coloques las plantas en un lugar que pueda mancharse y no las riegues en exceso. No tienen por qué gotear.

También puedes utilizar macetas como la que ves en la foto, que darán un toque mucho más elegante y moderno a tu casa.  Te aseguramos que esta decoración dará un toque muy natural y elegante a tu casa y, además, podrás conseguir dar un toque de color a tu casa y aprovechar bien los rincones. Porque ya no es necesario tener espacio físico en el suelo para construir un jardín o poner algunas macetas en el suelo. ¡Las tendrás colgando del techo!

También te puede interesar:  Decoración para las habitaciones de los niños

Si las pones en el exterior, puedes dar un toque elegante y ecológico a tus ventanas. Seguro que se te ocurren combinaciones de colores para que tu ventana sea única.