tazas decorativas a modo de macetas

¿Quién no guarda en su casa una taza, tetera o viejo azucarero con el asa rota, una resquebrajadura o cualquier otro problemilla que lo ha mantenido alejado del uso domestico? Pero ya no tendrás que preocuparte más por esa acumulación de trastos viejos que se iba formando al final de tu alacena, pues en OpenDeco tenemos una idea estupenda para volver a lucir estas piezas de vajilla con la cual, además, podrás decorar tu casa de una forma natural y muy original, a la vez que dotarás a tus ambientes con un aire más puro, pues la idea que te tenemos preparada consiste en cultivar plantas de interiores en tu vieja vajilla en desuso.

tazas decorativas a modo de macetas

Y lo mejor de todo es que se trata de un bricolaje muy sencillo, siendo los puntos en que más cuidado debes tener los concernientes a la elección de la planta que utilizarás, debiendo ser ésta de un porte proporcionado al recipiente donde la vayas a cultivar, así como de brindarle los cuidados de jardinería que cualquier planta necesita, desde su regado diario hasta la previa fertilización de la tierra antes de plantar.

tazas decorativas a modo de macetas

Pero para lograr una maceta muy decorativa puedes tener en cuenta las siguientes ideas.

tazas decorativas a modo de macetas

Normalmente las tazas de té, así como teteras, jarras de leche o azucareros, vienen con colores y diseños muy trabajados y bonitos, por lo que un truco que queda muy bien es que escojas una planta cuyo color de sus hojas o flores genere un juego de combinación o contrastes con los tonos de la vajilla utilizada. Así mismo, puedes valerte del propio consejo de tu porcelana o cerámica, ya que los motivos naturales y de jardines son muy frecuentes en este tipo de piezas.

También te puede interesar:  Ideas geniales para decorar centros de mesa

tazas decorativas a modo de macetas

Otra buena idea es que, en lugar de cultivar plantas de interiores o flores de jardín en tus macetas/vajilla, utilices especias y hierbas aromáticas, como la hierbabuena, menta, orégano o albahaca, con lo cual, además de brindarle un fresco aroma a tus ambientes, podrás obtener tu propia reserva de especias y condimentos para utilizar en la cocina. Y lo mejor de todo es que estas hierbas crecen muy fácil y rápidamente!