Pomos convertidos en perchas

A la hora de decorar, una de las cosas que merece la pena tener en cuenta y que da muy buen resultado para conseguir resultados originales y diferentes es la creatividad. Por eso, esta idea me ha parecido todo un acierto y creo que puede funcionar de maravilla, ya que tiene un toque muy original y me ha parecido un detalle que está muy poco visto.

Se trata de convertir pomos de puertas en colgadores. Eso sí, para que queden realmente bien, lo mejor es conseguir pomos de puertas tipo vintage, o de estilo retro, de los que tienen dibujos, labrados y demás. ¿No te parece un estilo muy a la última? Seguramente, encontrarás este tipo de pomos en color dorado, plateado, en color cobre…

Para que queden realmente bien en la pared, lo mejor es pintarlos de color blanco, o también en un color flúor o llamativo, que puede quedar muy bien en un contexto más moderno y actual, con ideas más rompedoras.

Sea como sea, me encanta seta propuesta, porque es de lo más original. En la imagen puedes ver lo bien que queda en color blanco sobre una pared también en color blanco, pero el contraste con otros colores mucho más alegres y animados también puede ser todo un acierto.

Sobre la posición en la que puedes colocarlos, también hay un montón de alternativas y posibilidades, por ejemplo, en la imagen aparecen tres pomos, colocados uno debajo de otro, al lado de una puerta. Pero también puedes colocar más pomos en una pared más ampplia, en dos o tres filas, colocados de manera desordenada, como colocados al azar…

También te puede interesar:  Ideas para proteger los suelos

Incluso, si quieres algo original y llamativo, puedes colocar varios pomos en colores diferentes, llenando una pared. Puede ser una idea realmente original para la entrada de casa, ¿qué te parece?

Foto de Apartment Therapy