Mientras los fabricantes no digan lo contrario los modelos para pomos de puertas pasan por dos variedades.

La que se llama comunmente pomo, suele tener forma redonda y debes girarlo con un movimiento de muñeca para abrir la puerta.

Y la que llamamos manivela con forma de palanca que debemos bajar para realizar la apertura.

Los más comunes en ambos estilos son de color dorado, algo que odio profundamente, pero parece ser el color favorito de la mayoría de la gente, supongo que porque el dorado les da sensación de opulencia.

Luego las variantes son muchas tanto en forma como en diseño lo que es un alivio.

Estamos acostumbrados a no ver los pomos de las puertas básicamente porque en todas las casas vemos las mismas, salvo que en tu casa pusieras algo diferente.

A mi personalmente me gustan más los pomos que las manivelas, creo que la redondez alivia la rigidez de las puertas y puede acompañar a la decoración de la casa siempre que sean totalmente redondos y cromados.

Además con los de manivela, que los hay verdaderamente novedosos y modernos, siempre termino enganchándome con la manivela.

Escribiré en el siguiente post (artículo) más detenidamente sobre cada uno de ellos y haber si encuentro alguna novedad que contaros.

Mury, un beso

También te puede interesar:  5 ideas para decorar la habitación de tu bebé