Pon una fuente de pared en tu vida.

Paredes, verano, calor, que combinación tan explosiva.

¿Cuantas cosas podríamos escoger para nuestras paredes que nos de sensación de frescor para un verano caluroso?

Cuadros de sitios refrescantes, rios, montañas, playas.

Plantas verdes, flores varias.

Y fuentes. ¿fuentes?, sí, fuentes de pared por las que corre el agua y refresca el ambiente no solo sicológicamente sino que con el movimiento del agua, refresca el aire que pasa cerca de ella además de aportar algo de humedad al ambiente tan seco como tenemos, por ejemplo, en la meseta española.

Y en invierno ¿qué?, pues es una escultura perfecta que con la calefacción te sirve de humidificador.

Pon una fuente de pared en tu vida.

Un besito, Mury

También te puede interesar:  Una pared gris oscuro