Seguro que más de una vez estás dándote un baño en la piscina y te apetece tomar algo. Y claro, tienes que salirte fuera porque dentro no tienes mesa ni sillitas para tomarte algo fresquito. Eso es porque no conoces Pool Party, una línea de muebles de jardín hechos específicamente para estar dentro del agua.

Sí, como lo oyes. Estos muebles están diseñados con unos materiales especiales. Su armazón de aluminio acabado en polvo permite que no se oxiden y estén brillantes y relucientes a pesar de estar sumergidos en agua tratada con productos químicos como el cloro o el antialgas. Estarán siempre como nuevos.

La verdad es que la idea es fantástica. No sólo para tomar un aperitivo, sino para estar de charla con los amigos en la piscina. Como ves, el kit básico consta de mesas, sillas y sombrilla. Esta última es muy importante, porque si te tiras toda la tarde sentada ahí, aunque tengas el cuerpo en el agua acabarás quemándote la cara y los hombros porque te dará el sol constantemente. ¡Y no querrás pillar una insolación por estar toda la tarde ahí!

Lo único con lo que tendrás que tener cuidado es con no poner los muebles en la parte honda de la piscina, porque si no, acabarás tomando una copa en el fondo del agua. Lo mejor, creo yo, es ponerlo en la parte que no cubre para que tengas, al menos, de cintura para abajo el cuerpo dentro del agua. Y siempre bajo la protección de la sombrilla, sobre todo, en las horas en las que más pega el sol.

También te puede interesar:  Rellena tu pared con un buen espejo

El kit vale unos 800 dólares, así que si quieres uno, ya puedes empezar a ahorrar.