Llega el día 19 de Marzo y los papis están nerviosos por saber los regalos que les tocará este año. Hay muchas opciones, pero los regalos handmade siempre llegan más al corazoncito que se esconde tras la armadura de los padres más gruñones. Hoy vamos a aprender cómo hacer un portalápices para el día del padre. Es una idea sencilla y muy bonita.

Portalápices para el día del padre

Necesitaremos los siguientes materiales para hacer esta manualidad:

  • Una lata de conservas
  • Palitos de polo o mitades de pinzas de la ropa de madera
  • Pinturas acrílicas
  • Pegamento
  • Barniz transparente

Una vez reunido todo esto, podemos empezar a hacer una original manualidad para el día del padre, con la que los más pequeños se lo pasarán en grande y nosotras podemos ayudarles para sorprender a los padres de la casa.

Para empezar a hacerlo cogemos la lata de conservas vacía de tamaño medio y la limpiamos bien, con cuidado de no cortarnos, no todas las latas son muy fiables en este sentido. Cuando esté limpia la dejamos secar bien. Mientras tanto pintamos con ayuda de pintura acrílica y un pincel pequeño cada palito o mitad de pinza. Los palitos de helado quedan monos, pero el efecto que hacen las mitades de las pinzas me gusta mucho más. Para gustos los colores, ya sabéis.

Dejamos secar la pintura de los palitos y una vez esté bien seca la pintura, pegamos los palitos por el lado liso rodeando la superficie de la lata. Para que quede más divertido podemos intercalar los colores de los palitos de madera. Dejamos secar unas horas largas el pegamento. Es aconsejable esperar hasta una noche completa para que queden secos totalmente. Una vez pasado el tiempo estipulado, pintamos con barniz toda la superficie de palitos de madera de colores para dar un toque brillante y fijarlo mejor.

También te puede interesar:  Marco decorado con papel de revistas

Ya tenemos listo un portalápices para el día del padre muy económico y alegre. ¿Qué te parece?