Cuando hay niños pequeños en casa es fundamental proteger los enchufes para que los pequeños no metan los dedos en ellos. Ya sabes que cuando son pequeños son muy curiosos y van tocándolo todo, con lo que para evitar peligros en el hogar lo ideal es que todo esté protegido. Pero claro, con tanta protección, a veces nos olvidamos del toque visual y el buen gusto que hay que tener en la decoración de interiores.

Así que hoy he hecho una selección de algunos protectores de enchufes divertidos, originales y elegantes que pueden servir para ponerlos en todas las estancias de tu casa. Así no tendrás que preocuparte de los niños y podrás dar un toque elegante a los rincones de tu casa.

Los hay muy simples y discretos. Tan discretos que si el enchufe es blanco, apenas se van a ver. Son los más clásicos, aunque no a todo el mundo le gustan. Así que si la opción A no te convence, espera a ver las siguientes.

Una buena manera de proteger los enchufes y cables – porque los niños también disfrutan tirando de los cables – es esconderlo todo. Pero, ¿cómo? Muy fácil. Con esta especie de mampara/bloque/caja… no sabemos muy bien cómo llamarlo. Pero su función está clara. Se coloca delante de la pared y los cables quedan ocultos debajo, junto con el enchufe. Y además da un toque decorativo bastante elegante.

Si lo que buscas es algo más colorido, estos accesorios de Beaba pueden ser tu solución. Son ideales para habitaciones infantiles o lugares en los que un toque de color sea lo que falta. A mí me encantan, porque dan mucha alegría a la habitación.

También te puede interesar:  Decoración en pequeñas cocinas

Aunque mi favorito es el último. Este pequeño hombrecito que además de proteger el enchufe sirve como alimentador para el resto de cables. ¿No te parece encantador?