Parece que el verano se hace esperar, dice un refrán que hasta el 40 de Mayo no te quites el Sayo, pero el cuarenta es mañana y no  parece tener ganas de llegar el calor.

Lo que me temo es que cuando llegue lo haga con gran fuerza y nos achicharremos de calor de un día para otro.

Por eso antes de que nos pille el toro, debemos acondicionar nuestras casas, lo que no es fácil ni barato.

Lo ideal sería aislar la casa pero si esto no es posible podemos ver otras acciones que nos ayuden.

Una de ellas es evitar que la luz solar y el calor se cuele por las ventanas protegiéndolas con láminas solares que sirven de barrera tanto para evitar la entrada de calor en verano como para que no se escape el calor en invierno.

Son muy sencillas de poner solo necesitas un limpiador de goma y agua en espray que se pulveriza sobre los cristales y la misma lámina, luego basta con pasar el limpiador de goma para expulsar el agua.

Las láminas solares se pueden adquirir desde 21 €/m2 + IVA sin instalación (más 10 € de gastos de envío si se compran por internet), y 32 € + IVA con instalación. También se pueden encontrar en algunos centros de bricolaje.

Fuente: decoestilo

Mury, un beso.

También te puede interesar:  Pomos de puerta