Existen cientos de proyectos DIY que podrás realizar para cambiarle el estilo de las habitaciones. Hoy compartiremos uno de ellos.

Anímate a cambiar el color de un armario

Cambiar el estilo
Fuente: Julian Rodriguez

En ocasiones quieres cambiar el estilo de tu habitación sin querer invertir dinero y sin tener que hacer grandes cambios. En estos casos te bastará con cambiar el color de un armario que ya tengas o que compres en una tienda de segunda mano.

Puedes usar un mueble viejo que tengas en tu comedor para crear una bonita cómoda para el dormitorio. Anímate a pintarlo de algún color alegre, como un turquesa, un fucsia, un tono que realce dentro de la decoración Otra opción es combinar la parte superior de un color con la parte inferior de otro más suave o discreto. La idea es que resulte divertido y original.

Antes de pintarle recuerda quitarle los tirantes o manijas y verificar si su superficie está en óptimas condiciones de ser pintada, sino deberás tomarte el tiempo necesario para preparar su superficie. En ocasiones algunos muebles tienen golpes, abolladuras y rasguños que general que al pintarlos el trabajo no quede impecable, por eso deberás verificar detenidamente la superficie.

Además de cambiar la imagen del armario con algún color diferente podrás cambiar las asas o tirantes de los cajones para darle un estilo totalmente renovado.

También te puede interesar:  Realiza tu propio tablero de notas

Técnicas para cambiar su estilo

Cambiar el estilo
Fuente: Matisses

Si bien existen muchas opciones a la hora de pintar tu mueble en este caso nos hemos inclinado por la clásica técnica de imprimación, una alternativa en base de aceite y pintura acrílica (y esmalte) más poliuretano.

Si no tienes demasiada experiencia pintando podrás realizar una muestra en alguna tabla que no sirva. De esta manera también podrás verificar si te gusta o no el acabado final.

Después de realizar las reparaciones necesarias, de haber reparado las áreas dañadas y de haber rellenado los arañazos, agujeros y abolladuras podrás empezar a pintarlo. Recuerda tambien elegir las asas o tiradores. Si vas a cambiar las asas por unos tiradores más modernos seguramente deberás rellenar uno de los agujeros que quedaran sin ser usados- existen materiales especiales para realizar este tipo de relleno.

Lo ideal es darle un buen lijado, el trabajo, por más que es bastante tedioso, es mejor hacerlo a mano. Si el mueble está en buenas condiciones solo requerirá pasar sutilmente un papel de lija.

Después de haberle dado la primera capa de pintura deberás darle otro lijado ligero para darle un efecto especial y después aplicar una segunda capa de pintura. Si consideras necesario dar más capas de pintura recuerda darle un lijado entre capa y capa. Cuando vayas a pintar en diferentes capaz puedes usar algún acondicionador de pintura que permite extender el tiempo de secado, ayudando con la nivelación de la pintura mientras está húmeda, así la cantidad de pinceladas se reducirá al mínimo.

Sólo se tiene que usar una cantidad muy pequeña de acondicionador para que el uso sea el adecuado.

También te puede interesar:  10 manualidades para el Día de la Madre (Parte I)

Cuando la pintura esté totalmente seca podrás darle un estilo de acristalado al mueble. Para poder realizarlo podrás usar algún esmalte vidriado pre tintado, este tipo de material podrás conseguirlo en las tiendas especializadas. Lee muy bien las instrucciones para evitar equivocaciones.

Cuando la superficie del mueble esté terminada recuerda colocar los nuevos tiradores. Si quieres usar los mismos pero darle un estilo distinto podrás pintarlos con alguna pintura en aerosol de tono contrastante, plateada o dorada, dependiendo del estilo de la habitación.

Sofás creados a partir de palets

Cambiar el estilo
Fuente: Guatevi

Para los dormitorios con un estilo más juvenil o infantil se podrán crear sofás a partir de palets. Los palets tienen la ventaja de permitirnos crear una gran variedad de muebles, podemos crear mesas, estantes, jardineras, sofás. El abanico de posibilidades es muy grande.

En este caso nos referiremos, puntualmente, al uso de palets para la creación de sillones.

Podrás decidir la altura que más te guste y si lo quieres con o sin respaldo. Generalmente se usa una altura de dos palets, es una de las opciones más cómodas. Si quisieramos tener una zona chilli out podríamos usar sólo un palets, cuanto más cerca del suelo está conseguiremos un estilo más informal y más cómodo. Recuerda que este tipo de sillón no requiere de posavasos.

Es necesario que antes de comenzarlos a usar se trabaje la madera, eliminando todas las astillas y arreglando los posibles desperfectos. Recuerda fijar los tablones para que sea un mueble más estable y resistente. Cuando ya esté correctamente montada la estructura se deberá elegir el tipo de pintura que se aplicará.

También te puede interesar:  Estilos para renovar la decoración de nuestro hogar

Y por último será necesario que se elija la manera en que se vestirá el sofá, el espesor de las colchonetas, cojines o almohadones que se vayan a usar. Es muy importante que los textiles estén pensados en base al resto de la decoración de la habitación.