¿Cómo es la puerta de entrada a tu casa? La verdad es que por lo general, la puerta de entrada suele bastante sosa. En color marrón, en tonos más claros, más oscuros… Pero normalmente, casi nunca se trata de puertas de colores animados.

¿No te parece una buena alternativa cambiar el color de la puerta? ¿Por qué no animarse a darle un color distinto y original a la puerta de tu casa? Puede ser una buena opción para que desde el primer momento, cualquiera que entre a casa se dé cuenta de que tienes un estilo realmente personal.

Pero claro, si te parece demasiado atrevido, también puedes optar por otra posibilidad: poner color a las puertas del interior de tu casa. La del salon, la de la habitación… cualquiera puede ser una buena alternativa.

¿Te animas?

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Claves de los principales estilos decorativos: N-R