Puertas de entrada de colores

Tengo que reconocer que me ha encantado esta idea en cuento la he visto. Claro, que no encaja en todas partes, y es que por ejemplo, en las comunidades de vecinos uno no siempre puede pintarse la puerta de casa del color que uno quiere.

Pero bueno, si vives en una casa independiente o tienes cierta libertad y te gustan los colores fuertes y animados, esta idea es perfecta para ti. No me digas que no te encanta… La verdad es que puedes elegir entre muchos colores, más o menos fuertes dependiendo de lo lanzado que seas.

Además, puedes jugar al contraste con la fachada o las paredes de casa, ¿no te parece una idea genial? La verdad es que el resultado es estupendo… Claro, que como siempre pasa con estos colores, puede que al final te acabes cansando, pero bueno, la solución es fácil: volver a pintar de nuevo.

Por cierto, ¿qué te parece si lo combinas además con un felpudo de colores?

Vía| Apartament Therapy

También te puede interesar:  Ideas de decoración de tu sala de estar