Las puertas clásicas de madera pueden dejar de ser esas puertas aburridas que simplemente pueden lustrarse y lucir muy brillosas.

Una nueva idea para conseguir que se luzcan, que jueguen un papel importante en la decoración de tus habitaciones es romper con ese esquema y decidirte a que se vuelvan muchísimo más atrevidas y personales.

La idea es que puedas lograr en sus superficies el diseño que se te ocurra de la manera que así lo prefieras, ya sea pintándolo o colocando un papel adhesivo propio para puertas. Puedes elegir el estilo que se te ocurra para su diseño, desde tratar con la naturaleza, algún diseño étnico o infantil, dependiendo siempre de la decoración reinante en esa habitación.
Generalmente para lograr este sistema decorativo se manda a diseñar una lamina grande (según las dimensiones de la puerta) con el genero elegido y se imprime sobre un papel.

Lo bueno que tiene este sistema es que perfectamente puedes diseñar algo propio y tuyo, sin necesidad de copiar alguna idea, por ejemplo para el cuarto de tus pequeños puedes mandar a imprimir su primer dibujo respetando al máximo cada uno de los detalles, o en la puerta de tu dormitorio puedes hacer referencia a algún paisaje que haya cambiado tu vida etc, esta idea sin dudas aporta muchísima originalidad.

También te puede interesar:  Cuatro reglas de oro para decorar con cuadros
Compartir
Artículo anteriorHabitaciones largas, la solución!
Artículo siguienteA tener en cuenta el pasillo
Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto... Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.