No hay duda de que un puf es uno de esos detalles decorativos que aporta un toque chic y un tanto sofisticado a cualquier estancia en la que lo coloques. Por ejemplo, en el salón, a los pies del sofá, puede venir de maravilla para dejar las revistas, para que se siente algún invitado inesperado , dependiendo de los gustos de cada uno, para poner los pies.

Pero hay otras muchas estancias en las que puede quedar muy bien, como es el caso del dormitorio. Sobre todo, si se trata de un puf de los que se pueden abrir, y permite guardar cosas en el interior. En ese caso, se trata de una idea realmente práctica y que funciona a la perfección. Además, tienes la posibilidad de personalizarlo con una idea tan original como esta, convirtiéndolo en el espacio perfecto para colocar en el interior zapatos.

¿No te parece una idea muy práctica? Simplemente tienes que colocar una serie de “bolsitas” que puedes hacer cosiendo una tira larga de tela y haciendo las separaciones que consideres oportunas. La verdad es que el resultado será muy original y con estilo. ¿No te parece que puede ser todo un acierto?

Sin duda, es una manera estupenda de poner guardar tus mejores pares de zapatos, sin que se queden a la vista y, lo mejor de todo, puedes hacerlo de una manera muy sencilla y sin tener que gastar más de la cuenta.

Foto de Casa Sugar

También te puede interesar:  Decorar con cojines