La habitación de los más pequeños de la casa es especial. Y no lo es solo porque se trata de un espacio en el que no importa tanto la decoración como la comodidad, la funcionalidad y la parte más creativa (al fin y al cabo, no nos olvidemos de que es un espacio por y para los niños). Las habitaciones infantiles son especiales porque tienen ese puntito mágico de la infancia, ese toque ingenuo y disparatado que muchos de los adultos ya hemos olvidado y que, por cierto, deberíamos recuperar de vez en cuando.

Precisamente esta combinación es la que hace muy especiales a las habitaciones de los niños, y las convierte en el lugar ideal para colocar un puf como este. Se trata de un diseño muy divertido y realmente original: un puf inspirado en una vaca, pero muy divertido.

Además, tienen una peculiaridad: están elaborados a partir de materiales reciclados, como por ejemplo, botellas de plástico. Así que además de poner un toque muy divertido a la decoración de casa, con un puf de estos, también estás teniendo una actitud responsable con el medio ambiente, algo muy positivo (y que no deberíamos olvidar nunca).

El caso es que además de la vaquita, hay un modelo también muy divertido, y es un lobo en color gris que por cierto, resulta de todo menos feroz.

Puedes encontrar estos puf en la página web de 3 Sprouts. De paso, te recomiendo que le eches un vistazo a la página, porque tiene cosas de lo más divertidas, con un aire infantil que me encanta y que no está pensado solo para la habitación de los niños. Y es que reconozcámoslo, de vez en cuando, a todos nos gusta volver un poco a la infancia, ¿verdad? Y qué mejor que hacerlo de la mano de diseños tan divertidos.

También te puede interesar:  Colores beige y café

Vía| 3 Sprouts

Fotos de infohabitots