pufs

Una de las armas con las que cuentas a la hora de decorar el salón de tu casa, sobre todo si es un tanto oscuro y la gran parte del salón  está decorada con colores apagados, son los cojines y los pufs.

Sin duda, los cojines son una herramienta indispensable que te puede ayudar a darle un aire totalmente diferente al salón, al dormitorio o a cualquier lugar donde los coloques. Como puedes ver en la foto, elegir tonos alegres para los cojines es una idea estupenda y que además, encaja a la perfección en los salones oscuros, puesto que les da más luminosidad y un punto de más alegría.

Pero además, una de las grandes ventajas de esta idea es que puedes combinar los cojines con otro tipo de detalles y, por ejemplo, una idea estupenda es forrar o tapizar un par de pufs para colocar al lado de la mesa de café del mismo color que los cojines.

Es una manera de darle vida al salón y además, de conceder protagonismo tanto a los pufs como a los cojines, que destacarán sobre el resto de la estancia. Puedes elegir estilos de tela muy diferentes, puesto que el hecho de que sean tonos alegres no quiere decir que haya que buscar cosas exravagantes. De hecho, seguro que puedes optar por algún tono adamascado, o por colores originales pero con estampados clásicos.

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Estores personalizados, una original idea para la oficina en casa