Qué colchón comprar para el dolor de espalda

¿Sabes cuál es el mejor colchón para el dolor de espalda? El descanso es una parte fundamental de nuestro día a día, y más cuando tenemos algún tipo de dolencia en nuestro cuerpo. Por eso esta elección no debe tomarse a la ligera.

Actualmente en el mercado podemos encontrar sensacionales opciones que nos permitirán conseguir un sueño profundo gracias a las magníficas prestaciones de determinados colchones. Descubre las opciones más recomendadas para este tipo de casos.

Índice del artículo

Colchones para dolor de espalda

Qué colchón comprar para el dolor de espalda 1

Los mejores colchones según La Descansería para afrontar este tipo de situaciones son los que cuentan con las determinadas característica que veremos a continuación. Es conveniente tener claro cuál puede ser nuestro mejor aliado a la hora de un descanso reparador si padecemos problemas en este sentido.

Apoyo a toda la columna

Para intentar minimizar todo tipo de dolor en la zona afectada, debemos conseguir apoyar toda la columna sobre el colchón. Cualquier superficie que no consiga esto, por muy buena que pueda resultar, definitivamente no es para ese durmiente. Por eso, si tenemos que seleccionar uno que tenga que excederse en algo, que sea más bien de firme que de blando o adaptable.

También te puede interesar:  7 consejos que te ayudarán a dormir mejor

Firmeza y leve acogida de una parte de la espalda

La firmeza de un colchón nos ayuda a mantener la columna vertebral en una posición correcta y, por su parte, los acolchados tienen la función de recoger el hueco que se genera en los riñones para esa parte no quede “descubierta”. Así la curvatura de la espalda también reposa sobre la superficie y permite aliviar las presiones de nuestro cuerpo.

Confort asegurado para ambos durmientes

Cuando es solamente uno de los dos durmientes quienes padecen este tipo de dolencias, en ocasiones se plantea un problema. Esto se resuelve con los colchones de muelles ensacados con viscoelástica: eliminan el “efecto arrastre” y así no despierta al otro ni afecta a la calidad de su sueño.

Cuál es el mejor colchón para evitar dolor de espalda

Por tanto, como hemos visto, saber qué colchón comprar para el dolor de espalda es vital para garantizarnos no solo menos problemas sino también un sueño confortable. Sabemos que nuestra cama debe presentar esas características, pero, ¿qué tipo de colchón nos van a ayudar más a ello?

Colchones de muelles

Uno de los colchones para dolor de espalda que mejor funciona son los que en su núcleo están compuestos por muelles: sin duda es el más apropiado para este tipo de situaciones. Son los que más sensación de firmeza aportan y los que más durabilidad tienen.

Además, tiene la capacidad de recuperar o de “expulsar” hacia arriba la presión a la que se le somete, ayudando a su incorporación a la hora de levantarse. No solamente eso, sino que también esto va a permitir una facilidad extra a la hora de girar libremente, facilitando los cambios posturales que realizamos durante el descanso.

También te puede interesar:  Mantenimiento del colchón, cómo evitar que se hunda

Inconvenientes de los colchones de espumación

Los colchones de espumación pueden darnos una sensación de firmeza al principio de su uso, pero su principal inconveniente es que no va a ser duradero en ese aspecto. A lo largo del tiempo va a ir perdiendo al romper el poro de la espumación (tanto por la presión del peso como su uso), produciendo la típica huella o hueco en la superficie que luego no recupera.

No obstante, dentro de que un colchón de muelles, por fabricación y durabilidad, sea más firme que una espumación, tendremos que tener en cuenta nuestro peso o el de las personas que vayan a utilizarlo para proporcionar más firmeza cuanto mayor sea el peso de la persona que lo vaya a utilizar.

Mejor colchón para espalda

Si nos centramos ya más concretamente en las marcas y en aquellos modelos que nos pueden proporcionar la comodidad deseada, hablaremos de 3 en concreto que son extraordinarios  colchones para dolor de espalda. Con la firmeza superior y sus características obtendrás el mejor colchón para lumbalgia.

Colchón Palace Visco

Un colchón de muelles multielastic que incorpora viscoelástica de gel, especialmente pensado para personas que buscan firmeza y transpirabilidad con un excelente confort.

Colchón Gaviota Oro

Con un bloque de muelles ensacados y 5 zonas de confort, logrando así una acogida individual perfecta. No solo proporciona adaptación sino una acogida progresiva.

Colchón Magnum

Con un punto superior de firmeza y con mayores prestaciones, está compuesto en su núcleo por un bloque de muelles ensacados y con hasta 7 firmezas diferenciadas, ideales para una perfecta relajación de todos los músculos durante el descanso.

También te puede interesar:  Consejos para eliminar las manchas de los colchones (Parte II)

Colchón Nimbus Visco

Con una carcasa de muelles ensacados independientes, este colchón ofrece esa pequeña adaptabilidad necesaria para que repose la parte de la espalda que quedaría sin cubrir. Además, evita el efecto arrastre entre personas de distinto peso.

El mejor descanso lo encontrarás con la Descansería

Consulta sin compromiso en la tienda de colchones online La Descansería y consigue ese merecido descanso aunque tengas dolencias en tu espalda. No te olvides de completar adecuadamente tu equipo de descanso.

La base del colchón también influye en su comportamiento, siendo recomendable una base tapizada más que un somier. Es preferible al somier, ya que las lamas proporcionan una sensación más adaptable y de menor firmeza.

Por lo tanto, si buscamos qué colchón comprar para el dolor de espalda lo más recomendable sería un equipo de descanso compuesto de una base tapizada (o canapé en caso de necesitar almacenamiento) y un colchón de muelles firme con un acolchado que nos recoja la zona lumbar, evitando que se quede en el aire la zona de los riñones.

El grado de firmeza tendrá que ser acorde con el peso de las personas que lo vayan a utilizar, siendo más firme cuanto más peso tenga que soportar.