Cuando hablamos de un armario terminal nos estamos refiriendo a un módulo que se puede unir a algún extremo de un armario, sin importar si tiene puertas corredizas o normales. Los objetivos que se buscan mediante la colocación de estos muebles son dos: uno funcional y otro estético.

Mediante el uso de estos muebles se puede obtener un aspecto más prolijo, ya que las terminaciones suelen ser más suaves, además son ideales para solucionar la carencia de espacio que todos sufrimos en nuestras viviendas.

Armario terminal
Fuente: Juan Jose Campos

Comenzaremos a hablar del aspecto práctico de estos muebles. En muchas oportunidades es necesario colocar un armario en determinada posición, fijándonos en los elementos que se tienen, como una ventana, radiador, columna, estos artefactos o aberturas limitan el espacio físico, imposibilitando la colocación de un armario.

Un mueble que se puede usar como terminal es un zapatero. Podrá tener un modelo más curvo o recto, el último modelo seguramente te dará más espacio para el guardado. Estos muebles tienen en su interior estantes para sacarle provecho al espacio.

Un terminal de estantes es ideal para ser usado como biblioteca, pero el modelo no nos suma nada de armario.

En algunas ocasiones estos muebles son usados en lugares que quedan muy a la vista, o cerca de las puertas, en esos casos no queda bien que los muebles tradicionales muestren los clásicos laterales rectos. Lo mejor es usar un armario terminal para obtener formas más suaves.

En el mercado encontrarás diferentes alternativas de armarios terminales, lo ideal sería comprarlo junto con el resto de los muebles para seguir los mismos modelos, pero si no lo hiciste en su momento y ahora quieres incorporar uno a la decoración de tu habitación tendrás que intentar que sea del tono más parecido posible al de los muebles que ya tengas.

También te puede interesar:  Mesas de diseño de John Nouanesing