pasilloCuando nos proponemos decorar nuestra casa, lo primero que pensamos es en el salón y los dormitorios. Incluso en un despacho o en la cocina, pero el pasillo… ¿qué podemos hacer?

Se piensa en cuadros o en mesillas pequeñas, pero hay que pensar primero: ¿Es lo suficiente grande mi pasillo?

Lo normal es que un pasillo no disponga de luz natural, por lo tanto lo primerísimo es iluminarlo correctamente. No es recomendable poner un solo foco de luz porque dará aspecto claustrofóbico.

Ya que tenemos que pasar continuamente por él, lo mejor es crear un espacio armonioso y habitable; sacarle un buen partido.

El color de las paredes es importante. Han de ser claros o neutros; nunca chillones o que envejezcan rápidamente a causa de la luz artificial. El blanco es el color más utilizado en estos casos.

El blanco es tradicional, pero a la vez, es el último grito en todas las revistas de tendencias y decoración. Da espacio, sensación de calma y una luminosidad ejemplar. Además, es un comodín ya que irá bien con cualquier cuadro u objeto decorativo que introduzcas en este pequeño espacio.

Además, no solamente tienes el blanco puro. Tienes una gama de blancos roto de lo más variada. Tonos almendrados, pastel, crema…

El pasillo te lo agradecerá.

También te puede interesar:  A6DS nueva chimenea de diseño de After6Studio