¿Qué hacer con una puerta cancelada en el dormitorio?

 

Sucede en ocasiones que una reforma nos deja con espacios cancelados, y es habitual que el paso entre dos habitaciones o al exterior deba ser cancelado. Si esta puerta que se cierra para siempre se encuentra en un dormitorio, ¿qué podemos hacer con ella? Nuestro primer consejo es que no te deshagas de ellas. El segundo es que la uses como cabecero.


Sí: las hojas de una puerta pueden vestir tu cama con carácter y practicidad, y ser absolutas protagonistas del dormitorio.

La puerta puede quedarse como está, si su madera es rica en texturas, creando una zona rústica de fuertes resonancias.

O bien, si quieres que el dormitorio posea otro estilo, puedes alisarlas y pintarlas en colores sólidos, dejando a la puerta como un lienzo donde se muestre aquello con lo que sueñas.

En este caso, la solución para la puerta cancelada de un dormitorio juvenil fue pintar franjas horizontales para crear un espacio luminoso y lúdico, sin esfuerzo.

No renuncies a tus puertas. Tienen mucho que dar, aún cuando ya no se abren.

 

Fuente | Bhg

 

 

También te puede interesar:  Dormitorios infantiles de Barbie