La verdad es que quitarnos de encima una silla vieja no es nada raro, porque se pasan de moda, se estropean… Bueno, o simplemente queremos cambiar de aires en casa. Pero claro, teniendo en cuenta esto de la crisis, que es más bien preocupante, nunca está de más lo de intentar reutilizar las cosas antes de tirarlas.

Lo cierto es que me acabo de encontrar una idea que me ha parecido de lo más original. Se trata de darle un nuevo uso a una silla vieja. Si tienes una silla de madera que ya no quieres, no te pierdas este consejo para reciclarla.

Lo único que necesitas es quitarle la parte del asiento y pintarla en un color llamativo, como por ejemplo, azul turquesa, como el de la foto, que me encanta.

Y nada más, solo poner algunas macetas en en interior de la silla, a modo de macetero. ¿No te parece una idea estupenda para decorar una terraza o incluso el jardín? Bueno, o para algún rinconcito en casa.

La verdad es que me ha encantado la idea, ¡me parece que me voy a copiar!

Vía| RE-nest

También te puede interesar:  Consejos para conseguir una decoración 10 ¡al estilo barroco!