En muchas ocasiones nos encontramos con problemas de espacio en las casas. Para resolverlos, la mayoría de las veces no queda otra que ponernos manos a la obra y poner en marcha nuestra creatividad para ahorrar un poco de espacio y poder distribuir de una manera inteligente y práctica los muebles y los espacios.

¿Qué te parece esta idea?

Se trata de convertir la cama en una litera, aprovechando el espacio inferior para poner estanterías y una mesa de escritorio. En parte, la idea de aprovechar el espacio de debajo de la litera está bien, pero me asaltan dos dudas: ¿no será muy agobiante estar debajo de la cama estudiando?

Y sobre todo, ¿no queda la cama demasiado alta?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Planificando la distribución de los muebles