¿Qué tener en cuenta para elegir una secadora barata y de calidad?

secadora barata

A la hora de hacer la colada, tan importante es contar con una buena lavadora, como disponer de una secadora que nos ayude a secar la ropa de forma más rápida, algo de gran utilidad durante todo el año pero especialmente durante el invierno, cuando la ropa tarda más en secarse. Hasta hace pocos años, este electrodoméstico era visto como un «capricho», pero el tiempo le ha dado la razón gracias a las muchas ventajas que ofrece. Además, hoy en día es posible encontrar secadoras baratas de gran calidad, por lo que el precio no será excusa para poder disfrutar de ella. Ahora bien, ¿sabemos cómo elegir una secadora barata y de calidad?

A la hora de comprar este electrodoméstico, es importante tener en cuenta una serie de características para asegurarnos de que nuestra elección cumple con nuestros requerimientos. Entre las cosas que deberíamos tener presentes podemos destacar las siguientes:

  • Capacidad de carga: Cuando hablamos de capacidad, nos estamos refiriendo al total de kilos de ropa que la secadora puede secar de forma óptima. Lo más habitual son secadoras que se mueven entre los 6 y los 9 kilos.
  • Eficiencia energética. Se trata de otra característica a tener muy presente para ahorrar en nuestra factura de la luz. Si puedes, elige la de mayor eficiencia energética, puede suponer pagar un poco más pero a la larga conseguirás un importante ahorro.
  • Programas de los que disponga. Es importante que la secadora cuente con diferentes programas que traten con delicadeza las prendas que se vayan a meter en su interior. De esta forma nos aseguramos de que la ropa no sufrirá ningún tipo de daño.

Tipos de secadoras

Además de las características que hemos comentado anteriormente, es importante conocer los tipos de secadoras que existen en el mercado para elegir aquella secadora barata que mejor se adapta a nuestras necesidades. Veamos a continuación cuáles son estos tipos que nos podemos encontrar.

Secadoras de evacuación

Este modelo fue el primero en comercializarse. Su funcionamiento es muy sencillo. Cogen aire del exterior y por medio de una resistencia lo calientan. Este aire caliente es el que llega al tambor donde está la ropa y se encarga de secarla. El excedente de aire y agua que se genera es expulsado al exterior.

Secadoras de condensación

Este otro modelo de secadora se basa en la condensación del aire para su funcionamiento. Al igual que el modelo anterior, coge aire del exterior y lo calienta por medio de una resistencia, llevándolo hasta el tambor donde se secará la ropa, a la vez que se genera aire caliente y húmedo. Por otro lado, la secadora también coge aire frío del exterior, mezclándolo con el aire caliente generado. Esto provoca la condensación del aire, transformándose en agua que se almacena en un depósito.

Lo más destacado de estos modelos, es que no necesitan salida al exterior ya que lo único que hay que estar pendiente es de vaciar el depósito donde se va almacenando el agua producida por la condensación.

Secadora de bomba de calor

De todos los modelos, son las más eficiente, ya que es la única que aprovecha el calor generado. Su funcionamiento se basa en la recirculación del aire dentro del propio electrodoméstico. El aire circula por la secadora y se calienta por medio de un líquido. Este aire llega al tambor y seca la ropa. Después de esto, el aire caliente resultante vuelve al condensador donde se enfría, soltando vapor de agua que se almacena en un depósito. El aire generado en el condensador, está frío y listo para empezar de nuevo el circuito.

¿Dónde encontrar las mejores secadoras?

En el caso de que estés pensando en comprar una secadora, o cambiar la que ya tengas en tu casa, supongo que lo querrás buscar son secadoras baratas pero que ofrezcan buenos resultados. En este sentido, la opción más recomendada es realizar la compra online en algún comercio especializado, como puede ser electronow.es. En este tipo de comercios online dispondrás de una amplia gama de secadoras, de las principales marcas del mercado y de todo los tipos posibles. De esta forma, desde tu hogar, podrás encontrar aquella que mejor se adapta a tus necesidades, sin tener que pagar de más por algo que no vas a utilizar.

Ir arriba