¡Quiero esta silla para trabajar!

Lo cierto es que las personas que trabajamos todo el día en el ordenador, acabamos un poco cansadas de estar sentadas, por mucho que tengamos una silla cómoda…

Por eso, esta idea me ha parecido interesante, y es que no me digas que no tiene pinta de ser cómoda. Al menos, con ella te puedes mover e inclinar, ya que como se puede ver en la base de la silla, permite balancearse.

Vale, no es mucho, pero es el movimiento necesario para poder cambiar de posición, acomodarse… ¿No te parece una idea estupenda?

Este diseño es de Edward Barber y Jay Osgerby. El material es sencillo, plástico, pero ya vez que tiene buena pinta, ¿verdad?

Vía| Chictip

También te puede interesar:  DIY: pinta las patas de la mesa