Portarretratos con tenedores

Realiza un portarretrato con un tenedor viejo

En anteriores ocasiones hemos visto un sinfín de ideas para crear bonitos objetos decorativos para nuestro hogar a partir de cosas viejas o en desuso, por lo que simplemente utilizando el arte del reciclado y un poco de artes manuales podemos crear las cosas más fantasiosas para nuestra casa.

En el caso de hoy veremos cómo realizar un curioso pero elegante portarretratos con un tenedor. Sí, con un tenedor.

La materia prima principal que necesitamos (y de echo la única) es un tenedor de 4 puntas, preferiblemente de los de estilo de antaño, que suelen presentar un largo bastante mayor que los tenedores habituales, además de poseer bonitas decoraciones labradas que le aportará una mayor presencia a nuestro portarretrato.

También te convendrá revisar el estado del tenedor, asegurándote de limpiarlo antes de utilizarlo para aportarle el mayor brillo posible, pudiendo incluso utilizar algún pulidor de metales, o aplicar algún tipo de barniz especial.

Una vez que tengas el material, deberás utilizar una llave morsa u otra herramienta similar que permita hacer presión sobre los dientes del tenedor para poder doblar los de los extremos en forma de L primariamente, y luego hacerle un pequeño doblés a las puntas; mientras que los dientes del medio deben ser doblados hacia atrás, para que funcionen como las patas del portarretrato.

Cuando tengas tu bricolaje de tenedores reciclados solo te faltará colocar una fotografía con algún tipo de protector plástico, quedando muy bien estos portarretratos reciclados si los utilizas para decorar una repisa o sector especial de la casa en un conjunto de varios elementos, como pueden ser 2 o 3 portarretratos de tenedores al costado de un jarrón de madera.

También te puede interesar:  Decorar el dormitorio con media mesa de noche

Intenta realizar esta manualidad y verás como logras un detalle muy original y por demás elegante para la decoración de tu hogar.