Realiza una maceta con un libro viejo

Para serles sinceros, muchos seríamos incapaces de realizar un objeto decorativo de este tipo, ya que destrozar un libro sería algo así como un crimen; pero de todas formas, hay que reconocer que el efecto visual de estos libros-macetas es muy atractivo y original.

La idea es de la firma japonesa Tokio Pistol, quien propone utilizar viejas ediciones en desuso, preferiblemente aquellas que ya no tengan utilidad, como libros desactualizados, guías telefónicas o ejemplares muy deteriorados, para transformarlos en unos originales contenedores de plantas.

Y si bien la empresa nipona comercializa estas macetas confeccionadas con libros, la idea es muy fácil de llevar a la practica de forma casera, ya que simplemente requiere de un libro viejo, preferiblemente de dimensiones grandes; y aunque en la propuesta de Tokio Pistol el orificio es de forma circular, para hacerlo de una forma manual tal vez resulte más cómodo si realizamos un cuadrado o rectángulo.

Realiza una maceta con un libro viejo

Lo primero que debes hacer es mezclar un poco de pegamento con agua, pero sin diluirlo demasiado. A continuación, y con ayuda de un pincel, pasa este pegamento por los tres bordes del libro par sellar muy bien sus hojas entre si. Deja reposar unos 30 minutos, o hasta que sequen por completo.

Ahora traza el espacio a recortar sobre la tapa del libro y, con ayuda de una regla para marcarte el camino, comienza a recortar o perforar con una sierra eléctrica o un taladro.

En caso de que las tapas de tu libro sean demasiado gruesas, este paso puede que se complique un poco, por lo que también puedes optar por realizar tu maceta con un libro abierto, tal como figura en la fotografía.

También te puede interesar:  Una original idea para decorar con libros

Finalmente, a la hora de colocar la planta, cubre el interior de la zona perforada del libro con un nylon, coloca la planta que hayas escogido (los cactus son excelentes para esto), y rellena el espacio con piedrecillas.