Seguro que cuando eras pequeño coleccionabas bolsas y bolsas de canicas. Las que comprabas y las que ganabas jugando con los amigos si se te daba bien. Pero ahora has crecido y las canicas están relegadas a un rincón oscuro del trastero… ¿Por qué no las sacas y las usas para construir una lámpara como la de la foto?

No nos digas que es complicado porque no es así. En realidad es una cosa súper fácil, lo único que necesitas son las canicas, dos cuadrados de fibrotácil de 20 centímetros, dos cuadrados de fibrofácil de 18 centímetros, dos varillas de madera de 15 centímetros, pegamento, cartulina, pegamento, taladro, el armazón eléctrico y la bombilla. También deberías tener pintura acrílica y un pincel.

Lo primero que tienes que hacer es la base, perforando los dos cuadrados y pegando uno encima de otro.  Después pintamos la base con la pintura, del color que queramos. El próximo paso es pegar las dos varillas en la parte inferior de la base, para ganar altura de manera que el cable pase por ahí. Lo añadimos y también ponemos el portalámparas.

Ahora viene la parte divertida. Dibuja un círculo de 16 centímetros en la cartulina y pega las canicas siguiendo la línea. Ahora, una vez que tienes la circunferencia, tienes que pegar capa a capa por encima. Y otra, y otra, y otra más… hasta que alcances la altura adecuada. Ahora sólo te queda esperar a que se seque y pegarla en la base. Y ya está, pon la bombilla, enchufa la lámpara y ¡que se haga la luz!

 

Fuente: Las manualidades

También te puede interesar:  DIY: percha para el cuarto de los niños