Pues sí, ¡una idea más para reciclar! Y es que con esto de la crisis, hay que aprovechar al máximo los recursos para darles aires nuevos y diferentes, porque una cosa está clara: no hay que pasarse con los gastos… :-P

El caso es que acabo de encontrar una idea estupenda que sinceramente, a pesar de lo sencilla que es, no se me había ocurrido. Lo único que necesitas es un par de botellas de plástico, de las de agua. Ponles el tape y córtalas, y llénalas de agua. Con un par de agujeritos a los lados, ya puedes ponerles una cuerdecita para poder colgarlas, ¡y tienes un jarrón de lo más original!

Es ideal para poner en el porche, por ejemplo. ¿Te parece una buena idea? Pues ya sabes, ¡manos a la obra!

Vía| Re nest

También te puede interesar:  Escritorio a partir de un mueble viejo